Presupuestos: plaque@plaqueservicios.com

El sector de la hostelería es uno de los que más empleo generan cada año y los requisitos para trabajar en éste tienden a ser cada vez más exigentes.  En lo que se refiere a los camareros y camareras, es frecuente que se exija ahora tener un buen nivel de idiomas, manejo de nuevas tecnologías, además de experiencia y buena capacidad de atención al cliente.

En este nuevo panorama, un buen camarero o camarera se forma con la práctica, pero también con las destrezas que le pueda aportar su formación complementaria, acorde con las necesidades de estos nuevos tiempos. En cualquier caso, lo que siempre va a perdurar como requisito imprescindible es  su actitud, agilidad y buen trato.

Aquí resumiremos algunas de las principales cualidades que se debe tener en cuenta para ser un buen camarero/a:

Amabilidad, tolerancia y paciencia:

Es una máxima para desarrollarse en este campo. camarera cóctel Tener suficientes habilidades comunicativas como para saber orientar, responder y tratar adecuadamente a los clientes, independientemente de su carácter, reacciones y reclamos.   Un buen camarero/o es debe saber ser diplomático y cordial en todas las situaciones. No es sencillo, pero si consigues no tomarte de manera personal la variedad de reacciones con las que te puedes encontrar por parte de los clientes, ya tendrás un buen camino recorrido.

Escuchar con atención las órdenes y anotarlas correctamente:

Parece lógico, pero no siempre es fácil cuando hay mucha gente, ruido y obstáculos de por medio.  Tener siempre a mano la libreta o PDA, incluso cuando pensamos que nos acordaremos de todo, nos evitará muchos errores y dolores de cabeza a la hora de cumplir con lo ordenado.

Conocer el menú

Un buen camarero/a debe conocer perfectamente todo lo que se ofrece en la carta, no sólo los nombres de los platos, sino sus ingredientes principales, en caso de que deba atender a preguntas de personas con intolerancias o alergias alimenticias, así como para hacer sugerencias a los clientes indecisos. Es recomendable en estos casos estudiarnos bien el menú, anotar y preguntar en cocina o a los supervisores cualquier información que se considere necesaria.

Estar pendientes de las mesas que correspondan

Estar atentos a lo que los clientes de nuestra sección puedan necesitar, ofrecer alternativas cuando la comida tarde como aperitivos, bebidas, etc. Que los clientes se sientan escuchados y atendidos es fundamental, y más cuando hay demoras o inconvenientes.

Entregar la cuenta a la mayor brevedad posible

Si acabamos de recoger una mesa entregar la cuenta al momento. No empezar a tomar nota a otras mesas si hay clientes que quieren salir ya del establecimiento. Esto evitará aglomeraciones en el local y esperas innecesarias. Entregar la cuenta siempre a la persona que la ha solicitado a menos que se de otra indicación.

Preguntar antes de recoger los platos

Un error muy frecuente que se debe evitar.  No debemos asumir que el cliente ha terminado de comer.  Siempre hay que preguntar si se puede retirar sus platos de la mesa.  Puede que se hay levantado un momento y regrese para terminar de comer, o que haya pausado temporalmente por cualquier razón con intención de terminar su comida un poco después.

Nunca tutear a los clientes

Debemos mantener un trato educado y formal con todos los clientes, así sean habituales o conocidos.  Esto no quiere decir que debamos ser rígidos y poco naturales.  Se puede ser espontáneos y cordiales cuidando las formas y  un trato correcto.

Imagen personal cuidada

El aseo y la imagen de un camarero/a es fundamental.  Tanto el uniforme  como el aseo personal debe ser impecable.  Y si somos fumadores, asegurarnos de hacerlo en espacios abiertos antes de comenzar nuestra jornada, para evitar atender a los clientes con olor a tabaco, a veces imperceptible para nosotros pero no para los demás.

camareros plaqué

Ser camarero/a: Una profesión más allá de servir mesas

Un buen camarero/a se destaca por disfrutar de lo que hace.  Ir más allá de servir mesas y reflejar todo lo que esta profesión implica en su forma de trabajar y en su comportamiento con los demás.  Es llegar a ser un experto en su campo, sentir una verdadera pasión por su trabajo.  Un buen camarero/a es un reto constante que no es para cualquiera.

Por último, si  tienes interés y vocación para desarrollarte en esta profesión, en Plaqué siempre tendremos las puertas abiertas para poner en práctica todo tu potencial y formar parte de un gran equipo de profesionales.

Plaqué Servicios y Producciones es una agencia líder en organización y producción de eventos con más de 20 años de experiencia en gestión de personal de imagen y hostelería  a nivel nacional.

 

 

 

 

Un pensamiento sobre “Claves para ser un buen camarero”

  1. Lo he leído y todo muy correcto solo que el trato de algunos clientes por no llamarles piezas son inapropiados .creo que tampoco se trata de bajarse los pantalones y los sueldos para las jornadas maratorianas no son las más idóneas 1 de descanso a la semana 11 horas diarias 9oo.euros que venga dios y lo vea.gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.